© Inforc Ecuador 2020 - Todos los Derechos Reservados

  • LinkedIn - Inforc Ecuador
  • Twitter - Inforc Ecuador
  • Facebook Inforc Ecuador
  • Equipo Inforc Ecuador

¿Por qué es importante contar con protección de punto final (EPP) y cuál es su futuro?

Las amenazas existentes en cada sitio que visitamos a través de Internet y las altas probabilidades de ser víctimas de un ataque de virus o malwares hacen imprescindible contar con un buen antivirus.


Un antivirus es un programa que tiene como objetivo detectar o eliminar virus informáticos. Con el paso del tiempo y gracias a los avances los antivirus han ido evolucionado para poder desinfectar archivos y prevenir los mismos de una infección. En la actualidad, se hace casi imposible navegar por la web sin contar con esta protección.

Lo más importante será tener siempre actualizado el software de seguridad elegido para asegurarnos de que nuestro ordenador u otro tipo de dispositivo está siempre protegido. Así, podremos leer el e-mail o abrir documentos sin preocupación.


Principales ataques

Al no poseer un antispam o cuando caduca una licencia el ordenador queda vulnerable a las siguientes ofensivas que pueden provocar considerables daños en el sistema:

  • Emails infectados con anexos peligrosos cuando se ejecutan.

  • Páginas web infectadas que descargan un código malicioso que se denomina Worms.

  • Documentos como Word y Excel que atacan al sistema operativo.

  • Spyware introducido por los virus para espiar datos personales

¿Contar con un antivirus?

Es algo fundamental para proteger nuestros sistemas. Es una herramienta muy útil para detectar posible malware que intente entrar en nuestro equipo, así como analizar y eliminar el que pueda existir ya.


Hay que tener en cuenta que ningún sistema operativo está exento de sufrir alguna de las muchas amenazas que hay en la red. No importa tampoco el tipo de dispositivo que estemos utilizando. Siempre hay que contar con software de seguridad y, en este caso, con un buen antivirus. Solo así mejoraremos la seguridad y podremos evitar problemas.

Podemos hacer uso de herramientas tanto gratuitas como de pago. Sin embargo siempre que vayamos a instalar un antivirus hay que tener en cuenta ciertos factores importantes. Así podremos exprimir al máximo su funcionalidad y no tener problemas que más allá de no servir para proteger nuestros equipos puedan incluso perjudicar a nuestra seguridad.


Los antivirus cumplieron en su época una labor importante para proteger satisfactoriamente a los equipos de cómputo. Sin embargo, el reinado de los antivirus tal cual los conocemos está llegando a su fin, en gran parte por su antiguo y ya no tan efectivo enfoque de listas negras. Hoy en día una empresa que desee seriamente proteger sus equipos informáticos contra los códigos maliciosos no debe permitir que su seguridad descanse únicamente en los antivirus.

Aunque no son nuevas y ya han estado de alguna forma viviendo en las infraestructuras de TI, las soluciones de listas blancas han evolucionado y están evidenciando la mejora indiscutible en su enfoque para proteger a los sistemas de los cientos de códigos maliciosos o sus variantes que aparecen cada día. Dicho enfoque es sencillo y supone un cambio sutil, pero qué hace la diferencia: enlistar lo que está permitido ejecutarse en un sistema vs enlistar lo que se prohíbe ejecutar en una computadora.

Cabe resaltar que los antivirus no se han quedado del todo estancados. Han mejorado diversas tecnologías usadas ya desde hace tiempo, como la llamada “heurística” que es una detección en base al comportamiento de archivos donde se trata de determinar si un ejecutable es potencialmente código malicioso nuevo.


Otra mejora a sido introducir al usar la famosa nube, para mejorar la identificación y reducir los bytes de las firmas, además de acelerar la detección de nuevo código malicioso. De esta forma han ayudado ciertamente a atacar el problema.


En conclusión el uso de un antivirus juega un papel fundamental en la gestión de la ciberseguridad y en la protección de los entornos industriales, es por ello que se ha de seguir una estrategia en su diseño y despliegue de arquitectura, así como definir y aplicar unas buenas prácticas que cubran la operación y el proceso de actualización.

A lo largo del artículo se indican unas recomendaciones que sin duda mejorarán los procesos de actualización de los antivirus, aunque serán los clientes finales quienes decidirán cuándo actualizar y qué pautas aplicar.


Recuerda siempre cuidar a tu organización de todos los ciberdelincuentes, si necesitas más información puedes visitar nuestra página https://www.inforc.lat/portafolio y solicitar un asesor para así resolver todas sus dudas.


En Inforc Ecuador, creemos en la ciberseguridad.

12 vistas

Entradas Recientes

Ver todo